dejar la ketamina

Qué es la ketamina?

La ketamina, también llamada “Special K” o “Kit Kat”, es una droga disociativa con potencial alucinógeno, derivada de la fenciclidina. Se usa en medicina por sus propiedades sedantes, analgésicas y sobre todo, anestésicas.

En los últimos años se ha propagado su administración con fines recreativos, desviándose la sustancia del circuito legal. Son crecientes los casos de abuso, con cuadros de toxicidad y muertes por sobredosis, atribuibles en parte a la subvaloración de riesgos por parte de estos usuarios. En ciertos casos se puede combinar con estimulantes como la cocaína, las anfetaminas, metanfetamina, MDMA y efedrina. Al combinar distintas sustancias adictivas, se hace más difícil dejar la ketamina.

dejar la ketamina

La ketamina se vende en forma de polvo o líquido. En su forma de polvo puede ser esnifado, inyectado o consumido por vía oral. También se puede inhalar, con efectos mucho más rápidos que en los otros métodos de consumo y se disipa más rápidamente. Normalmente la ketamina se inyecta en la pierna mediante inyección intramuscular, la aparición de los efectos por esa vía es de aproximadamente un minuto. Por vía intramuscular, se salta el paso hepático, incrementando la eficacia de la dosis.

Leer más sobre la ketamina en Wikipedia.

História de la ketamina

El clorhidrato de ketamina fue sintetizado por Calvin Steven en 1963 cuando buscaba sustituir el medicamento Sernyl (fenciclidina) por otro más seguro. Fue administrado en humanos el 1965. En 1970 se aprobó para uso médico y veterinario.
La patente pertenece a Parke Davis que la comercializa en España como Ketolar, un anestésico de uso hospitalario. En veterinaria la distribuye Rhone Merieux como Imalgene.
En octubre de 2010 se incluyó en la lista de sustancias psicotrópicas sota el convenio sobre sustancias psicotrópicas de Vienda del 21 de febrero de 1971.
Al extenderse su uso recreativo, cada vez hay más gente que necesita ayuda para dejar la ketamina.

dejar la ketamina

Efectos de la ketamina

Los efectos dependen de la dosis y de la vía de administración:

  • Por vía oral, los efectos aparecen entre 5-20 minutos y pueden durar 2 horas, retornando a la línea base a las 4-8 horas.
  • En la vía inhalada, aparecen a los 5-15 minutos y pueden durar 30 minutos, retornando a la línea base en 2 horas.
  • En la intramuscular, aparecen antes de los 5 minutos y se alargan hasta 1,5 horas, retornando a la línea base a las 4-7 horas.

La ketamina es una droga muy potente y extraordinariamente peligrosa. Riesgos de la ketamina:

  • Aunqué en principio no deprime el sistema respiratorio ni el circulatorio, pueden suceder con dosis elevadas produciendo una depresión respiratoria o una parada cardíaca.
  • Puede producir experiencias angustiosas y traumáticas. Flashbacks.
  • Un consumo continuado puede generar graves problemas de visión, lesiones cerebrales, trastornos de memoria y capacidad de concentración, depresión…
  • Bajo sus efectos aumentan las posibilidades de sufrir accidentes.
  • Crea una fuerte dependencia psíquica y una alta toleracia. Por lo que no es fácil dejar la ketamina.
  • En dosis altas puede provocar pérdida de conocimiento, coma, convulsiones, derrames cerebrales, asfixia y paro cardíaco.
  • Aumenta la presión arterial; por tanto, está especialmente contraindicada para personas con hipertensión, problemas cardíacos o con antecedentes de accidentes cerebrovasculares.
  • El consumo de ketamina puede producir ataques de pánico y ansiedad. El consumidor puede perder el control de sus actos durante varias horas, llegando incluso a perder la conciencia y la memoria. Si la consumes, no debes estar solo, es mejor estar acompañado por si las cosas no van bien.
  • En personas deprimidas o en situación de inestabilidad emocional, la ketamina puede provocar intentos de suicidio y en personas fácilmente irritables o en estado de agitación puede potenciar comportamientos violentos. Antes de consumir, pregúntate sobre tu estado emocional.

dejar la ketamina

Si estás preparado, podemos ayudarte

Dejar la ketamina

Hay tres pasos fundamentales:

  • Admitir ante ti mismo que hay un problema.
  • Estar dispuesto a reconocerlo ante otros.
  • Estar preparado para recibir ayuda.

Superar una adicción no es un proceso fácil, pero no es ni mucho menos imposible. Cientos de personas superan cada año la adicción a la ketamina en España. Para conseguirlo no hay fórmulas mágicas, ni recetas secretas. Por delante hay determinación y voluntad, pero también trabajo y esfuerzo.
Si estás preparado, podemos ayudarte.

Comparte...
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail to someone