Tratamiento de adicciones – Clínicas CITA: Guión para una terapia de prevención de recaídas

Escena 1. Exterior

GRAN PLANO GENERAL (toda la calle)

El protagonista sale del trabajo. Camina por una calle peatonal. Ya ha oscurecido. Hay bares y lugares de ocio, con luces llamativas.

PLANO PICADO (atención dirigida al objeto, de arriba a abajo)

Saca un paquete de tabaco del bolsillo y ve que quedan pocos cigarrillos. Comprueba su cartera: dispone de tarjeta de crédito y de dinero en efectivo.

PLANO GENERAL (vista general)

Se detiene frente a uno de los bares. Se fija en el rótulo luminoso. Se dirige a él.

PLANO AMERICANO (de rodillas hacia arriba)

Hay un portero ante el local que le saluda y le abre la puerta con amabilidad y una sonrisa.

– Hola, ¿qué tal? Buenas noches.

Escena 2. Interior

PLANO GENERAL (vista general)

Entra en el local. Esa semi-oscuro y lleno de luces indirectas de colores. Música tecno de fondo, bastante alta.

PLANO MEDIO (que recorre todos los elementos)

A la izquierda, sobre la barra, un rótulo luminoso anunciando cócteles. Estantes llenos de botellas.

PLANO GENERAL EN PROFUNDIDAD

Con la mirada recorre el local. Está lleno, la gente habla en voz muy alta, hay ruido de botellas y vasos. Y muchas risas. Hay tanto ruido que los clientes tienen que hablar alto.

PLANO MEDIO LARGO (hasta la cintura)

Se dirige a la barra. En ella, un grupo se jóvenes está bebiendo de pie y expresa su alegría con exageración. En la barra hay tres camareros de ambos sexos, jóvenes. Se fija en todos ellos. Sobre todo en las dos chicas que sirven bebidas. Van rápidas, de un sitio para otro, ocupadas, muy activas. Una está preparando un coctel. Es joven, el pelo rubio, muy guapa. Parece muy simpática. Le mira a los ojos y le saluda. Sin dejar de preparar la bebida le pregunta sonriente si quiere algo.

– ¿Qué te pongo?

Él contesta:

– Después, gracias.

La otra camarera es morena, también muy guapa. Lleva un vestido escotado y está retirando unas bebidas. Él pide que le conecten la máquina de tabaco. La chica utiliza el mando y le indica que al fondo, bajo la televisión.

PLANO GENERAL CORTO (figuras enteras)

Cruza el local. Antes de llegar a la máquina hay unos jóvenes, tres chicos y dos chicas, bebiendo cerveza ante la tele, muy animados.

PRIMER PLANO

Partido de fútbol en la pantalla de televisión

PLANO MEDIO LARGO

Se fija en la mesa y en las bebidas. Se les ve muy contentos, se ríen muy animadamente, beben directamente de la botella. Cuando se dirige a la máquina y mientras compra el tabaco, no puede dejar de mirarles.

PLANO MEDIO LARGO

Regresa hacia la barra. En un punto de la barra, un hombre le mira y le saluda dándole la mano.

– ¿Cómo estás? Hacía tiempo que no nos veíamos.

– Si quieres, tengo vitaminas.

– Hace tiempo que no tenía porque era muy mala. Pero esta vez vuelve a estar muy bien.

– ¿Quieres probarla?

PLANO DETALLE

Le muestra con cierto disimulo una pequeña botellita con cucharita que tiene en la mano.

PRIMER PLANO

– Si quieres para estas fiestas…

– No sé cuándo volveré a tener. Se me acabará pronto. Yo estaré aquí una hora más o menos.

– Pruébala si quieres, es muy buena.

– Si quieres probar, voy al baño.

PLANO MEDIO LARGO

El camello va hacia el baño

PLANO AMERICANO (rodilla para arriba)

A la derecha hay sentada una pareja. Tienen una botella de cava en una cubeta con hielo. Beben un sorbo. Se les ve felices. Ella le acaricia la cara.

PLANO EN PROFUNDIDAD

A su lado, hay una hilera de sofás con mesillas delante. Los sofás y los taburetes bajos están ocupados.

PLANO MEDIO LARGO (hasta la cintura)

En un extremo ve a un hombre, sentado solo, apurando un vaso.

PLANO MEDIO CORTO

Se le ve triste, con la cabeza baja, pensativo. Sobre la mesa hay un par de vasos vacíos.

PLANO MEDIO LARGO

A la derecha del hombre, hay dos hombres y una mujer. La mujer es joven. Está muy excitada y no para de hablar y sonreír. Uno de los hombres sólo escucha. El otro gesticula y también se ríe pero se nota, por sus gestos exagerados, que está borracho. Se mueve con ostensible torpeza.

Más allá ve a un grupo de gente. Cinco personas sentadas en círculo.

PLANO AMERICANO (rodilla para arriba)

Uno de ellos le ve, se levanta y va hacia él.

PLANO MEDIO CORTO

El amigo le saluda efusivamente. Le abraza.

– Vamos, ven, ven a tomar una copa con nosotros. Estamos con unas amigas. Lo pasarás bien. Aquel de allí es un buen amigo del trabajo y nos ha invitado a unas rayas. Pasaremos una buena noche. Aquellas tías son la caña.

– Venga hombre, que no muerden.

– ¿Tienes algo mejor que hacer?

Le acompaña, casi arrastra hasta la mesa. Todos se levantan a saludarle. Da la mano al otro hombre. Las chicas le saludan con un beso en las mejillas.

Ya sentado, llama al camarero y le pide una coca cola.
Es el único de la mesa que no bebe alcohol.

PLANO MEDIO LARGO

Ve cómo en la mesa contigua dos parejas se pasan un tubito con coca y se van levantando para ir al lavabo. Vuelven excitados.

Junto a la esquina del local, una chica lía un cigarrillo para salir a fumarlo fuera.

PLANO MEDIO CORTO

El amigo le anima:

– No me digas que no vas a quedarte. Pero si tú eres el que pone siempre la marcha.

– No me jodas, no me seas nenaza, ¿Y los viejos tiempos, y las juergas, joder?

– No me lo puedo creer. Me defraudas. ¿Qué te han hecho, tío? Ya no eres el de antes.

– Mira, si no te quedas, te arrepentirás, vamos a pasarlo de puta madre…

– No tengas tanto miedo… Eres un gallina

– ¿No eres capaz de tomar sólo un par de copas? Se ha vuelto un monje. Éste quiere vivir cien años.

– Con lo inteligente que eres, no me digas que no puedes controlarlo… Haz una excepción hoy y mañana vuelves a tu convento.

– Al final acabarás perdiendo hasta a los amigos

– Venga hombre, anímate, di que sí.

– Yo también lo dejé un tiempo y ahora no pasa nada.

– Pues tómate sólo una cervecita con nosotros y te vas. Todo el mundo está tomando algo.

– ¡Venga, una. No seas borde.

– ¡Como en los viejos tiempos!

– ¿O es que nunca podrás volver a beber ni una cerveza? Eso lo hace todo el mundo. Por una no va a pasar nada.

– Pero si no pasa nada, ¡anímate!. Te veo peor que nunca.

– ¡Venga tío, enróllate! Qué egoísta eres.

PLANO MEDIO CORTO

Una de las chicas del grupo también le anima:

– Siéntate un momento, que no mordemos.
Tratamiento de adicciones – Clínicas CITA: Guión para una terapia de prevención de recaídas