Intervenciones para dejar de fumar

Algunos investigadores han dividido todos los métodos para dejar de fumar en diez categorías:
– Autoayuda.
– Grupos de abordaje educacional.
– Medicación.
– Mascar chicle de nicotina.
– Hipnosis.
– Acupuntura.
– Consejo médico.
– Ensayos de prevención contra factores de riesgo.
– Programas comunitarios y medios de comunicación.
– Métodos conductuales.
Y se puede encontrar una variabilidad considerable en las tasas de dejar de fumar conseguidas por los distintos métodos.
Millones de personas dejan de fumar cada año y lo hacen por sí mismos, mediante autoayuda. De hecho, tres quintas partes de los fumadores preferirían dejar de fumar por sí mismos antes que tener que buscar ayuda en programas para dejar de fumar.
Existen muchas ayudas para uno mismo cuando se quiere dejar de fumar. Aproximadamente un 16%-20% de fumadores que lo dejan por sí mismos tienen una abstinencia de un año.
Para aquellos que quieren recibir asistencia para poder dejar de fumar existen clínicas. La mayoría de ellas utilizan métodos cognitivos, que incluyen desde la educación, el autocontrol y la modificación de las actitudes acerca del hábito de fumar. Entre un 21% y un 36% lo logran, dependiendo de la longitud del seguimiento posterior realizado.
También se han utilizado a lo largo de estos años un buen número de medicamentos para ayudar a deejar el hábito de fumar. De entre estos, los medicamentos más prometedores han ido aquellos que reemplazan la nicotina de los cigarrillos por nicotina de prescripción (chicle de nicotina y nicotina transdérmica). De hecho, las tasas de éxito para el chicle de nicotina a seis meses y un año de seguimiento fueron del 23% y del 11%. Estas tasas eran sustancialmente más altas cuando el chicle se utilizaba conjuntamente con programas cognitivo-conductuales para dejar de fumar.
Los fumadores también se han interesado por la hipnosis y por la acupuntura como programas para dejar de fumar. Sin embargo, la validez empírica de estos métodos es débil y se requieren otros estudios controlados antes de poder asumir su eficacia.