dejar la ludopatia

¿Qué es la ludopatía?

El origen etimológico de este término se encuentra en el latín, es la suma de dos vocablos: ludus, que es sinónimo de “juego”, y patia, que se puede traducir como “enfermedad”.
Así, la ludopatía es un trastorno progresivo del comportamiento en el que la persona se ve obligada, por una urgencia psicológicamente incontrolable, a jugar de forma persistente afectando de forma negativa a la vida personal, familiar y vocacional. Ha sido conceptualizado y tratado como una adicción sin sustancia y se clasifica como un trastorno adictivo.
La ludopatía se caracteriza fundamentalmente porque las personas que la padecen tienen dificultades para controlar los impulsos, lo que tiende a manifestarse en practicar, de manera compulsiva, uno o más juegos de azar. Puede afectar la vida diaria de la persona que se ve enganchada a esta adicción. No se debe confundir la ludopatía con un vicio, ya que se trata de una grave enfermedad, una adicción. Y como addición, puede pedir ayuda para dejar la ludopatía.

dejar la ludopatia

Causas de la ludopatía

La dificultad para resistirse o el tener comportamientos repetitivos son dos de las situaciones que pueden llevar a que una persona sufra ludopatía. Otras muchas personas caen en este problema de adicción al juego porque encuentran en él un mecanismo para liberar su nivel de estrés o para escapar de los graves problemas personales, laborales o económicos que tienen.
La ludopatía generalmente empieza a principios de la adolescencia en los hombres y entre los 20 y 40 años en las mujeres.
En las personas que desarrollan ludopatía, el juego ocasional lleva al juego habitual. Y finalmente, la persona se engancha y no puede dejar la ludopatía. Las situaciones personales estresantes pueden empeorar los problemas del juego.

Síntomas de la ludopatía

dejar la ludopatia

  • Preocupación. El ludópata tiene pensamientos frecuentes sobre experiencias relacionadas con el juego, pueden ser experiencias presentes, pasadas o producto de la fantasía.
  • Tolerancia. Igual que en la tolerancia a las drogas, el ludópata necesita apuestas mayores o más frecuentes para sentir la misma emoción.
  • Abstinencia. Inquietud o irritabilidad asociada con los intentos de dejar de jugar.
  • Evasión. El sujeto juega para evadirse de los problemas y no pensar en ellos.
  • Revancha. El ludópata intenta recuperar las pérdidas del juego con más juego.
  • Mentiras. El sujeto intenta ocultar las cantidades destinadas al juego mintiendo a su entorno.
  • Pérdida del control. El jugador ha intentado sin éxito reducir el juego.
  • Acciones ilegales. A veces la persona viola la ley para obtener dinero para el juego o para recuperar las pérdidas del juego.
  • Arriesgar relaciones importantes. La persona continúa jugando a pesar de que ello suponga arriesgar o perder una relación, un empleo u otra oportunidad significativa.
  • Recurso a otros. El ludópata recurre a la familia, amigos o terceros para obtener asistencia financiera como consecuencia de las pérdidas en el juego.

Relación de la ludopatía con otros problemas

Los expertos sostienen que la ludopatía puede derivar en otros trastornos, como ansiedad, depresión o hasta problemas cardíacos derivados del estrés. También pueden aparecer complicaciones con otros problemas, que pueden abarcar:

  • Problemas de consumo de drogas o alcohol
  • Problemas financieros, sociales y legales
  • Intentos de suicidio

Pronóstico

Al igual que otras adicciones (alcoholismo, drogadicción), la ludopatía es un trastorno crónico que tiende a empeorar sin tratamiento. Incluso con tratamiento, es frecuente que se produzcan recaídas. Sin embargo, los ludópatas tienen un muy buen pronóstico con el tratamiento adecuado.

dejar la ludopatia

Dejar la ludopatía

Para dejar la ludopatía hay tres pasos fundamentales:

  • Admitir ante ti mismo que hay un problema.
  • Estar dispuesto a reconocerlo ante otros.
  • Estar preparado para recibir ayuda.

Superar una adicción no es un proceso fácil, pero no es ni mucho menos imposible. Muchas personas consiguen cada año dejar la ludopatía en España y en Europa. Para conseguirlo no hay fórmulas mágicas, ni recetas secretas. Por delante hay determinación y voluntad, pero también trabajo y esfuerzo. Si estás preparado, podemos ayudarte.

Comparte...
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail to someone