dejar la heroína

La heroína es una de las drogas más devastadoras que se conocen. Su grado de adictividad es extremadamente alto. Los daños físicos y psicológicos que provoca en los consumidores son demoledores. Dejar la heroína es un proceso complejo. Dado el profundo impacto que el consumo de heroína tiene en el consumidor, el abandono del consumo debe realizarse de forma controlada, siempre bajo la supervisión de profesionales. El síndrome de abstinencia de la heroína puede llegar a ser mortal. Por suerte, hoy en día contamos con medicamentos y métodos que permiten superar la adicción a la heroína manteniendo la calidad de vida del paciente.

Si estás leyendo este artículo, quizás es porque sientes que no puedes controlar tu relación con la heroína, porque pasan los días y a cada momento te sientes peor sin esa dosis que, además, ya nunca es lo que era y ya nunca es suficiente. Recuerda que no estás solo. Existen profesionales especializados, entrenados específicamente para ayudarte a superar tu dependencia, porque sólo fuera de la heroína puedes recuperar tu vida. En la fundación Dejar las drogas te ponemos en contacto con especialistas que te ayudarán a abordar el problema.

Si has llegado hasta aquí quizás es porque conoces a alguien en esta situación, alguien a quien la heroína le ha robado su vida y que necesita ayuda. Quizás seas alguien de tu familia, quizás sea un amigo o un compañero de trabajo. Tú también estás en el sitio correcto. Podemos ofrecerte información acerca de qué es esta substancia, cómo funciona esta adicción y cómo puedes buscar soluciones tanto para dejar la heroína como para ayudar a un familiar a abandonar su adicción a esta droga devastadora. Salir de una adicción de estas características no es fácil, requiere paciencia y esfuerzo ya que la heroína es una de las drogas más adictivas, pero muchas personas lo consiguen, ¿porque no vas a ser tu también una de ellas?, en Dejar las drogas podemos ponerte en contacto con los mejores expertos en el tratamiento para dejar la heroína.

Que es la heroína

La heroína (diacetilmorfina) DCI es un derivado de la morfina, una droga semisintética, originada a partir de la adormidera, de la que se extrae el opio. Se trata de una sustancia sintetizada por primera vez a finales del siglo XIX y principios del XX que surgió inicialmente para su uso como medicamento; sin embargo, actualmente está muy restringido su uso en casi todos los países por tratarse de una droga de abuso.(ver en wikipedia)

dejar la heroína

La heroína es reconocida como una de las drogas más adictivas que se conocen. Se sintetizó por primera vez a finales del S XIX y principios del XX. Se concibió originalmente como un sustituto para otras sustancias (como la metadona o la cocaína), pero rápidamente se vio que la heroína provocaba problemas todavía mayores que los que provocaban las sustancias que pretendían substituir (fundamentalmente, la morfina). Durante los años ochenta y noventa el uso de la heroína se propagó por muchos países incluidos España convirtiéndose en un problema grave de salud pública.

La heroína tiene una imagen como de algo del pasado pero no es así, y es peligroso que tenga esta imagen y se olviden los efectos devastadores de esta sustancia. La verdad sobre la heroína es otra ya que en tres de cada cuatro muertes por sobredosis se encuentran restos de opioides y recientes estadísticas hablan de un incremento en el uso de heroína en varios países.

En la actualidad, la mayoría de los individuos adictos a los opiodes consumen heroína, su efecto narcótico pronunciado hace que esté clasificada dentro de las drogas depresoras del sistema nervioso central, y se caracteriza por producir una dependencia psicológica y física intensa a un ritmo muy acelerado, siendo considerada actualmente una de las drogas más adictivas.

Efectos de la heroína

Efectos inmediatos

En un primer momento tras la administración hay una sensación de placer muy intensa y en pocos segundos un estado de sedación y cierta euforia, eliminando cualquier malestar psíquico. Este efecto dura aproximadamente de 2 a 3 horas. Estos efectos desparecen de forma progresiva.

A nivel físico y a corto plazo produce:

  • Sequedad de boca.
  • Disminución del tamaño de las pupilas.
  • Problemas intestinales.
  • Disminución del ritmo respiratorio
  • A veces, nauseas, vómitos o picazón severa
  • Acaloramiento de la piel
  • Sensación de sedación
  • Hipotermia
Efectos posteriores al consumo incial

Una vez han pasado los efectos el cuerpo empieza a desear más y si no se consume se empiezan a manifestar los síntomas del síndrome de abstinencia, uno de los factores que dificulta dejar la heroína y que incluye síntomas mentales severos que pueden incluir:

  • Agitación
  • Ansiedad
  • Dolores musculares y calambres
  • Aumento del lagrimeo
  • Insomnio
  • Rinorrea
  • Sudoración
  • Bostezos

dejar la heroína

Efectos a largo plazo

Las reacciones de la abstinencia a la heroína comienzan generalmente 12 horas desde último consumo de heroína. El síndrome de abstinencia no es necesariamente mortal (ni mucho menos) pero sí muy doloroso. Junto a la dependencia física y psicológica, el malestar físico del síndrome de abstinencia es uno de los factores que complican dejar la heroína.
dejar la heroina
Los efectos a largo plazo de la heroína dependen de varios factores como la alimentación, el tipo de dosis, la vía de administración etc.. pero por norma general provoca alteraciones en diversos ámbitos:

  • Psicológico: falta de interés, depresión, cambios de personalidad, ansiedad.
  • Sistema nervioso: trastornos de atención, disminución o cambios en la memoria y en numerosos casos insomnio
  • Ginecológico: Trastornos en la menstruación y la ovulación.
  • Alimentación: adelgazamiento, problemas de digestión , estreñimiento
  • Corazón: Alteraciones del ritmo cardíaco, infección del endocardio y en las válvulas del corazón

A esto hay que sumar que el consumo de heroína puede ser por vía intravenosa, lo que expone al adicto al riesgo de contraer VIH o Hepatitis C.

La heroína destruye la salud del consumidor, y deteriora su entorno, su familia o sus seres más queridos:

“La vida es sólo una; no la desperdicies en drogas o en cosas que no valgan la pena.”

Dejar la heroina

Para dejar la heorína hay tres pasos fundamentales:

  • Admitir ante ti mismo que hay un problema.
  • Estar dispuesto a reconocerlo ante otros.
  • Estar preparado para recibir ayuda.

Superar una adicción no es un proceso fácil, pero no es ni mucho menos imposible. Muchas personas consiguen cada año dejar la heroína en España y en Europa. Para conseguirlo no hay fórmulas mágicas, ni recetas secretas. Por delante hay determinación y voluntad, pero también trabajo y esfuerzo.Si estás preparado, podemos ayudarte.

Comparte...
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail to someone