dejar la cocaína

Si has llegado hasta aquí porque buscas información acerca de qué es la cocaína o de cómo la cocaína afecta a los consumidores, estás en el sitio correcto. Si has llegado hasta aquí porque sientes que necesitas ayuda, porque quieres dejar la cocaína y necesitas más información, entonces también has llegado al sitio correcto. Salir de una adicción no es fácil, pero no es imposible.  Cientos de personas en España consiguen cada año 

En Dejar las drogas sabemos bien hasta qué punto es difícil superar una adicción y  en este caso dejar la cocaína. A diferencia de otras patologías, en la adicción confluyen diferentes factores y cada uno de ellos supone un obstáculo a la hora de vencer la dependencia. Cuando se ha decidido dar el paso de dejar la cocaína u otra adicción, nos encontramos con que no se trata sólo de superar la adicción física, También hay que enfrentarse a la adicción psicológica o a la forma en la que la adicción afecta a nuestro entorno.

Alejarse de la cocaína

Cuando alguien ha tomado la decisión de dejar la cocaína muchas veces el primer problema que se encuentra es el de afrontar el qué dirán. Reconocer ante uno mismo que existe un problema es el primer paso. De hecho, es el gran paso. Pero el camino no termina ahí. A partir de él, queda un camino por recorrer, y uno de los primeros pasos es afrontar que otros puedan conocer mi problema.

Otras veces el problema es casi el opuesto. Muchos saben que dejar de la cocaína supone romper con un entorno social dentro del que sabemos que será imposible dejar la droga. En este sentido, la cocaína es una sustancia muy “social”. Una droga que se vincula a menudo con actividades lúdicas, con la noche, con la fiesta… Por eso muchos confiesan que se sienten encerrados dentro de una red de amistades en las que el verdadero o incluso el único factor común es la droga, y eso dificulta dejar la cocaína.

Es normal pedir ayuda para afrontar este tipo de presiones, para entender y trabajar las sensaciones y los sentimientos que nos asaltan. Una vez que se ha dado el primer y más importante paso de reconocer que hay un problema con las drogas, es el momento de afrontar que la solución pasa por pedir ayuda para dejar la cocaína. En Dejar las drogas podemos asesorarte, entregarte lo que la experiencia de muchos años en el tratamiento de dependencias nos ha enseñado. En Dejar las drogas podemos a ayudarte a dejar la cocaína.

“Recuerda que la gran mentira sobre las drogas, es que tú tienes el control”

dejar la cocaína

Qué es la cocaína

La cocaína es un alcaloide que se obtiene a partir de las hojas de coca, una planta sudamericana de la familia de las Eritroxiláceas originaria de los Andes. La planta de coca (Erythroxylum coca) se conoce desde hace cientos de años y ha tenido un papel importante en muchas culturas andinas, que la han utilizado como analgésico o como planta medicinal. Aunque la coca se conoce a nivel mundial por la cocaína la relación entre ambas es más difusa de lo que puede parecer.

Es verdad que la cocaína se extrae de la planta de coca, pero la cocaína es sólo uno de los más de catorce alcaloides que posee la coca, muchos de los cuales son los que han dado a la planta su protagonismo en la cultura de estos pueblos. Por ejemplo, la globulina es otro alcaloide presente en la cocaína, y es la responsable de su popularidad entre los pueblos andinos, puesto que es un cardiotónico que ayuda a superar la hipoxia derivada de la vida a gran altura.

Es importante destacar este factor para desmitificar la vinculación entre la cocaína y la planta de coca. La cocaína no pertenece a ninguna tradición. Mientras la planta de coca es un complejo sistema de alcaloides en equilibrio la cocaína es una sustancia extraída y adulterada artificialmente para producir un efecto que el organismo humano no está preparado para asimilar, de ahí la importancia de dejar la cocaína.

dejar la cocaina

La forma más popular de la cocaína es un polvo blanco y fino que los traficantes suelen mezclar con otras sustancias para conseguir más dosis a partir de una dosis original. “Cortar” la cocaína es una conducta generalizada que no es, ni mucho menos, un problema menor. Como es lógico la recomendación es dejar la cocaína dado que se mezcla con talco, azúcar e incluso otras drogas, lo cual puede multiplicar los daños fisiológicos de la cocaína o su nivel de adicción.

Otra forma de consumo frecuente de la cocaína es la base. En este caso la cocaína se procesa con amoniaco o bicarbonato sódico. El resultado son cristales que se pueden fumar, aunque el proceso químico para conseguirlo hace que la sustancia sea mucho más dañina para el consumidor.

“El uso de diferentes sustancias para adulterar la cocaína puede multiplicar el efecto nocivo de la misma”

Los efectos de la cocaína

El efecto inmediato de la cocaína es la estimulación del consumidor. Cuando se consume, desaparece la fatiga y provoca una sensación de entusiasmo e incluso de prepotencia, aunque en otros casos puede producir sensación de angustia o crisis de pánico. Como cualquier otra sustancia psicoactiva los efectos de la cocaína no son idénticos en todos los casos. Ni siquiera cuando se trata del mismo consumidor la cocaína tiene siempre los mismos efectos, en buena parte porque la composición del producto varía mucho en función del proceso productivo que haya sufrido o, lo que es lo mismo, en función de las sustancias que se hayan utilizado para “cortar” el producto original.

El efecto de la cocaína es muy potente, lo que implica que el cuerpo desarrolla rápidamente tolerancia a la sustancia. Esto provoca que el consumidor tenga que ampliar la dosis sucesivamente para conseguir los mismos efectos, al tiempo que se genera una dependencia de sustancia que dificulta dejar la cocaína.

dejar la cocaina

A día de hoy la cocaína es una de las sustancias que provoca más ingresos en centros de desintoxicación en España, uno de los países líderes en consumo de cocaína a nivel tanto europeo como mundial. Resulta complejo explicar las razones por las que la cocaína ha arraigado con tanta fuerza en el país pero, sin duda, una de las circunstancias que han favorecido esta situación es que España se ha convertido en la gran puerta de entrada de cocaína en Europa. Los decomisos de cocaína en España igualan a los realizados en el resto de la UE, según el último informe del Observatorio Europeo sobre Drogas.

Dejar la cocaína

Para dejar la cocaína hay tres pasos fundamentales:

  • Admitir ante ti mismo que hay un problema.
  • Estar dispuesto a reconocerlo ante otros.
  • Estar preparado para recibir ayuda.

Superar una adicción no es un proceso fácil, hay muchos centros de tratamiento de adicciones que pueden ofrecerte ayuda, ya que pese a no ser fàcil, no es ni mucho menos imposible. Cientos de personas superan cada año la adicción a la cocaína en España. Para conseguirlo no hay fórmulas mágicas, ni recetas secretas. Por delante hay determinación y voluntad, pero también trabajo y esfuerzo.
Si estás preparado, podemos ayudarte.

Comparte...
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail to someone