dejar las benzodiacepinas

Las benzodiacepinas en tu vida

Puede que sean las 3 de la mañana mientras estás leyendo esto, y puede que empieces a estar cansado de no dormir, puede que seas alguien que tiene un familiar que consume pastillas contra el insomnio, y que crees que se está pasando. O puede que seas alguien que busca información acerca del daño que pueden causar las benzodiacepinas, en cualquiera de los casos has llegado al sitio correcto. Si eres el que está cansado de aumentar la dosis una y otra vez sin que mejoren tus problemas, es el momento de que pienses en pedir ayuda para dejar las benzodiacepinas. En Dejar las drogas podemos ponerte en contacto con profesionales con mucha experiencia en el tratamiento de la adicción a las benzodiacepinas, para que puedas dejar las pastillas de una vez. Si estás leyendo esto porque tienes un familiar que tiene problemas con este tipo de droga, también has llegado al sitio correcto. En Dejar las drogas podemos brindarte información y ayuda para que busques soluciones para esta persona a quien te gustaría ayudar.

dejar las benzodiacepinas

Se empieza por la prescripción del médico, quizás eso te haga creer que no está pasando nada malo, pero ya sabes que quizás estás sobrepasando la dosis que él/ella te recetó. Las benzodiacepinas pueden ser una ayuda para ciertos problemas, bajo supervisión médica y siguiendo estrictamente las pautas de los profesionales. Pero quizás te hayas dado cuenta que ya no tienes control sobre ellas sino más bien al revés, tu día a día, no es el mismo sin tu dosis diaria, dosis que además sabes que aumentas poco a poco, o que quizás recombinas con otro tipo de pastillas para llegar al estado en que tu cuerpo tiene lo que necesita. En dejar las drogas sabemos lo difícil que es salir de un hábito como las benzodiacepinas, dejar las pastillas no es un proceso fácil, pero no es imposible. En Dejar las drogas tenemos los medios y los recursos para ayudarte a dejar las benzodiacepinas.

¿Que son las benzodiacepinas?

dejar las benzodiacepinas

Las benzodiacepinas son medicamentos tranquilizantes diseñados para tratar la ansiedad y el insomnio. También se utilizan para la desintoxicación de pacientes alcohólicos. De hecho, es uno de los medicamentos más prescritos por los médicos.

Las benzodiacepinas son medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central, los llamados psicotrópicos, con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes. Por eso es importante dejar las pastillas. Por ello se usan las benzodiacepinas en medicina para la terapia de la ansiedad, insomnio y otros estados afectivos, así como las epilepsias, abstinencia alcohólica y espasmos musculares. A pesar de que en el uso clínico las benzodiacepinas producen efectos de tipos muy similares uno del otro, existen importantes diferencias cuantitativas en sus propiedades farmacocinéticas y farmacodinámicas. Por eso se pueden aplicar siguiendo variados patrones en su aplicación terapéutica. Las benzodiacepinas, cómo otras drogas, pueden causar tolerancia, dependencia y adicción. (ver en Wikipedia)

Hay gente que sin apenas darse cuenta se hacen adictos al fármaco. Quizás eres uno de ellos, puede que no estuvieras suficientemente informado del peligro de la adicción a estas sustancias y solo te des cuenta de tu problema cuando no dispones de tus pastillas. En Dejar las drogas sabemos como y de que manera actuar delante de un caso como este, facilitándote el contacto con profesionales con mucha experiencia en el tratamiento para dejar las benzodiacepinas.
dejar las benzodiacepinas

Dejar las benzodiacepinas

Para dejar las benzodiacepinas hay tres pasos fundamentales:

  • Admitir ante ti mismo que hay un problema.
  • Estar dispuesto a reconocerlo ante otros.
  • Estar preparado para recibir ayuda.

Superar una adicción no es un proceso fácil, pero no es ni mucho menos imposible. Cientos de personas superan cada año la adicción a las benzodiacepinas en España. Para conseguirlo no hay fórmulas mágicas, ni recetas secretas. Por delante hay determinación y voluntad, pero también trabajo y esfuerzo. Si estás preparado, podemos ayudarte.

Comparte...
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail to someone